Rinoplastía hoy

Print Friendly, PDF & Email

rquitral

Las cirugías estéticas han experimentado un importante aumento en los últimos años. La Rinoplastía (cirugía de la nariz) no ha sido la excepción. Pocas cosas tienen un impacto mayor en una persona que la forma y el tamaño que luce su nariz, debido a que ésta es la característica más definida de la cara y un cambio en ella,  a través de una cirugía, puede mejorar: apariencia,  autoconfianza y calidad de vida. Hay estudios que muestran que la gente con rostros más bellos tienen más facilidad para conseguir empleos, salarios más elevados y sus parejas tienden a ser más atractivas.

 

Los objetivos de la operación van desde: conseguir una mejor armonía entre la estética nasal y el resto de la cara, corregir un defecto estético evidente con el que se nació, corregir secuelas de algún traumatismo recibido y poder respirar adecuadamente, pudiendo muchas veces solucionar simultáneamente varios de los problemas antes mencionados.

La rinoplastía es técnicamente una de las operaciones más difíciles en cirugía plástica facial, debido a que, cada nariz es diferente pues la anatomía varía significativamente entre individuos, lo que obliga a variar permanentemente la técnica quirúrgica a utilizar en busca de la más adecuada a la realidad de cada paciente. Para su apropiada ejecución, el cirujano además de tener experiencia y preparación en el tema, debe realizar una cuidadosa planificación de las modificaciones que ejecutará en la nariz , sin dejar de lado las consideraciones funcionales que permitan al paciente respirar adecuadamente.

En los últimos años, las técnicas se han perfeccionado en forma significativa, gracias al mayor conocimiento de la correlacion existente entre la anatomía y morfología nasal, al mayor conocimiento de la fisiología respiratoria y a la utilización de mejores materiales de sutura y de contención;  todo ésto ha redundado en: mejores resultados, menores tiempos de hospitalización y recuperación, menores molestias post operatorias y bajo índice de complicaciones.

¿Desde qué edad se puede operar la nariz?

Dado que el desarrollo del 1/3 medio facial se completa hacia los 16 años , la rinoplastía no debería realizarse antes de esa edad, de ahí en adelante no hay limitaciones.

¿ En qué consiste la Cirugía?

Rinoplastía quiere decir literalmente remodelación de la nariz, para su realización , el cirujano primero eleva la piel que cubre la nariz y trabaja sobre los cartílagos  y huesos bajo ésta,  remodelándolos con resecciones, raspado y fracturas controladas ( osteotomías), suturando los cartílagos para modificar su forma y colocando injertos  según necesidad, todo con el  fin de mejorar su apariencia estética y funcionalidad , intentando siempre lograr una nariz bonita, de aspecto natural y armónica con el resto de la cara.  Los injertos, casi siempre de cartílago, utilizados en la cirugía se obtienen habitualmente del tabique nasal, excepcionalmente en pacientes con traumas, cirugías previas o en aquellos en que por factores estructurales, raciales o severas deformidades, no se cuenta con suficiente material en éste, se debe recurrir a la toma de injertos  de pabellón auricular y más exepcionalmente de cartílago costal.

¿ Se logra el resultado esperado en todos los pacientes con la primera cirugía?

despues antesLos resultados finales tanto estéticos como funcionales de la cirugía nasal están condicionados por una serie de factores, no todos controlables por el cirujano, dentro de éstos destaca: el grosor de la piel, las características de cicatrización, los cuidados post operatorios, los traumatismos, el tabaquismo, las espectativas del paciente (ocasionalmente excesivas en relación a las posibilidades reales de la cirugía) y finalmente la ansiedad por obtener un resultado estético óptimo inmediato, lo cual no siempre es posible, inicialmente el edema que se genera por la cirugía altera el resultado estético, y no es hasta entre 6 meses y 1 año de ésta que podremos apreciar su resultado definitivo. Por tanto, en toda la literatura existente al respecto se habla de la necesidad de cirugías revisionales ( necesidad de reintervenir al paciente ) de entre un 10 a 15% de los casos.

¿ Es esta una Cirugía Dolorosa o que tenga mucho riesgo de complicaciones graves?

Al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, ésta no es una cirugía dolorosa, a pesar del aspecto edematoso y equimótico que adquiere el paciente los primeros días (y que remitirá por completo en un plazo no superior a 2 semanas ). Siempre se genera una inflamación secundaria, que es variable de un paciente a otro, y es lo que incomoda a los pacientes. La obstrucción respiratoria nasal que se producía con el uso de los antiguos tapones hoy se ha minimizado con el uso de placas especiales de silicona que permiten respirar al menos parcialmente a través de la nariz y que al no ser porosas faciltan su extracción limitando la molestia al destaponar,  clásicamente referida por los pacientes que se operaron años atrás. La complicación más seria es el sangramiento en el post operatorio, que es excepcional ( alrededor de un 2% de los pacientes ) y puede presentarse hasta 3 semanas después de la cirugía lo que requerirá de atención médica inmediata por el especialista.

Por todo lo anterior la Rinoplastía se ha transformado en uno de los procedimientos estéticos más frecuentes en nuestro medio, siendo hoy una cirugía segura, de recuperación rápida, con bajo riesgo de complicaciones y que permite al paciente mejorar notablemente su calidad de vida  al permitir no sólo mejorar su capacidad respiratoria nasal sino también su aspecto y autoestima.