Cirugía funcional endoscópica nasal

Print Friendly, PDF & Email

rquitralLa otorrinolaringología no se ha mantenido al margen de los acelerados avances tecnológicos de los últimos tiempos, que en nuestra especialidad y mediante el desarrollo de pequeñas ópticas, con distintas angulaciones, conectadas a cámaras de alta resolución, sumadas al desarrollo de instrumental cada vez más pequeño y sofisticado, han hecho posible el desarrollo de técnicas quirúrgicas endoscópicas mínimamente invasivas, que han permitido maximizar el rendimiento de la cirugía, minimizando sus molestias post operatorias y complicaciones, acortando las hospitalizaciones y permitiendo la reincorporación precoz del paciente a sus actividades normales.

Nuestro servicio ha incorporado progresivamente estos avances, lo que nos permite hoy ofrecer a nuestros pacientes la posibilidad de realizar procedimientos endoscópicos nasosinusales de alta complejidad y con altos estándares de seguridad, resolviendo patologías tan variadas como: sinusitis crónica, saneamiento nasal agudo (Epistaxis), obstrucción lagrimal, resección de tumores nasales e incluso, en conjunto con el equipo de Neurocirugía, la resección de tumores hipofisiarios, todo esto por vía endonasal exclusiva, es decir, a través de las fosas nasales y sin incisiones externas.

Cirugía de Sinusitis:
Los senos paranasales son cavidades recubiertas por mucosa y ocupadas por aire, le dan volumen a la cara sinartquitral1aumentarle peso, producen moco que ayuda a la lubricación del tracto aéreo digestivo y se comunican hacia la nariz a través de pequeños orificios llamados Ostium. Mientras estén trabajando en forma adecuada no nos percatamos de ellos, pero cuando están comprometidos en procesos infecciosos o inflamatorios, producen síntomas molestos como obstrucción nasal, eliminación de mucosidad verde o amarilla de mal olor, dolor de cabeza habitualmente centrado en la cara y disminución del olfato; lo anterior como consecuencia de una obstrucción de sus orificios de drenaje, que termina generando lo que conocemos como sinusitis.

Si bien la mayoría de los pacientes mejora de estos cuadros sin tratamiento o con tratamiento médico (antibióticos, Inhaladores nasales, lavados nasales, entre otros), en algunos casos, ya sea porque no se realizó un tratamiento adecuado o, porque las condiciones del paciente lo permitieron (inmunodepresión, tabaquismo, alergia, desviación septal, malformaciones anatómicas, etc.), se puede llegar a una etapa crónica de la sintomatología que se hace persistente y mantenida (más de 12 semanas), pudiendo en ocasiones llegar a presentarse complicaciones graves como celulitis, abscesos orbitarios e incluso meningitis.

Es ante esta cronicidad de la sintomatología, donde la cirugía endoscópica nasal adquiere relevancia, pues nos permite realizar un drenaje selectivo y ampliación de los orificios naturales de ventilación de las cavidades comprometidas lo que lleva, en la mayoría de los casos a la rápida resolución de la sintomatología.

 

Otras patologías:

Estas mismas técnicas y equipamiento permiten:artquitral2

  • En la epistaxis (sangramiento nasal), ubicar y cauterizar el vaso sangrante o en su defecto cauterizar la arteria esfenopalatina, origen de la irrigación de más del 85% de la fosa nasal, controlando con ello los sangrados nasales sin necesidad de prolongadas hospitalizaciones e incómodos taponamientos.
  • En las obstrucciones lagrimales que generan epifora (lagrimeo persistente), abrir un conducto de drenaje hacia la nariz por vía exclusivamente endonasal evitando las incisiones externas.
  • En los tumores nasales benignos y malignos, dependiendo de su tamaño y ubicación, acceder a tomas de biopsia que permitan un adecuado diagnóstico o su completa escisión, evitando incisiones externas y abordajes que muchas veces generan secuelas estéticas y funcionales.
  • En los tumores hipofisarios poder realizar un abordaje mínimamente invasivo respetando al máximo las estructuras nasales y permitiendo un óptimo acceso al equipo de Neurocirugía para la extracción de estos tumores.

Es así como en los últimos 10 años nuestro servicio, basándose en el interés de sus médicos, que se han capacitado continuamente en Chile y en el extranjero, y contando con la necesaria inversión en equipamiento impulsada por la administración del Hospital, ha incorporado ésta y otras técnicas quirúrgicas que nos han permitido alcanzar un reconocido liderazgo regional en el desarrollo de la especialidad.